Cólicos menstruales

Si cada mes sufres lo mismo, te decimos cómo calmar los cólicos menstruales


Típico, estás en tus días y no tienes ganas de hacer nada, solo quieres acurrucarte en tu cama; pero la vida no se detiene, así que debes saber cómo calmar los cólicos menstruales para continuar con tus actividades. Para ayudarte a pasar estos días sin tantas molestias, checa estas recomendaciones que tenemos para ti. ¡Sigue leyendo!

Cómo calmar los cólicos menstruales

Ya hasta sabes de memoria lo que pasas cada mes: cólicos, inflamación, irritabilidad, cansancio, dolor de cabeza, etc. No puedes evitar que llegue tu periodo, pero sí puedes mejorar la forma en que lo vives.

Conoce más sobre tu periodo menstrual aquí.

Haz ejercicio

Sabemos que no te quieres ni mover, pero el ejercicio te ayudará a reducir la intensidad de tus cólicos y a liberar endorfinas. El yoga es una gran opción, aunque si elijes otro ejercicio está perfecto, lo importante es moverte.

Bebe mucha agua

Seguro has notado que retienes líquidos durante tu menstruación, para evitarlo asegúrate de beber mucha agua. De esta manera, será más fácil que elimines la que se acumula en estos días. Si ya tomas tus dos litros diarios reglamentarios, no necesitas más.

Sí a los masajes

No necesitas ir a un spa o algo parecido, con tus propias manos puedes hacer magia y desaparecer tus cólicos. El objetivo del masaje es calentar la zona pélvica para relajar los músculos. Solo frota tus manos para que se calienten, colócalas sobre tu vientre y haz pequeños movimientos circulares con una ligera presión. Dale un plus a tu masaje usando algún aceite esencial de limón, geranio, lavanda, menta, hinojo, manzanilla o salvia.

Baño caliente para reducir los cólicos menstruales.

Calorcito para relajar

Tienes algunas opciones para mantener caliente tu zona pélvica y reducir los cólicos. La primera es un baño con agua caliente, lo más que la aguantes; si tienes tina, será más fácil calmar tus molestias porque puedes acomodarte y esperar. Si te es posible, recuéstate y coloca en tu vientre una compresa caliente, ya sea una botella con agua, una toalla o una almohadilla térmica.

Analgésicos

Si tus cólicos son muy fuertes, un analgésico con antiinflamatorio puede ser la solución. Actualmente hay muchas opciones, pero lo mejor es acudir al médico para que te indique cuál debes tomar.

Cuidado con lo que comes

Durante estos días es importante cuidar tu alimentación. Procura no consumir productos procesados, fritos ni con mucha sal. Asimismo, evita las bebidas azucaradas y con cafeína, panes dulces, alcohol, etc. Prefiere los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, fibra, vitamina B6, magnesio, hierro y proteína.

Remedios para cólicos menstruales

Aparte de estos consejos, también te decimos cómo calmar los cólicos menstruales naturalmente, así que checa estos remedios:

Menta: un antiespasmódico infalible

Come menta

Aparte de darte un aliento fresco, la menta es un gran antiespasmódico y antiinflamatorio, perfecto para disminuir tus molestias. Puedes masticar directamente un par de hojitas o hacerte una infusión.

Endulza tus días con chocolate

Sí, ¡rico chocolate! Pero toma en cuenta que debe ser amargo, porque tiene más magnesio que relajará tus músculos, calmando tus cólicos. Además, produce serotonina, sustancia que mejora tu estado de ánimo.

Frutos secos y semillas

Aparte de ricos, son buena fuente de magnesio, omega 3, zinc y vitamina B, que te ayudarán a sentirte mejor y a calmar la ansiedad. En esos días, lleva contigo una bolsita de nueces, almendras y/o semillas de girasol.

Té para calmar los dolores menstruales.

Té para dolores menstruales

Los tés te dan calorcito, ideal para calmar tus molestias, y son uno de los remedios para cólicos menstruales más usados. Nosotros te recomendamos el té de manzanilla, de lavanda o de canela, todos con propiedades antiinflamatorias, que relajarán tus músculos.

Ya sabes cómo calmar los cólicos menstruales, ahora puedes disfrutar de esos días como cualquier otro.


Compartir